RSS
Wecome to my Blog, enjoy reading :)

jueves, 15 de marzo de 2012

Los Cinco Elementos De La Educación




 "Aprender... a ser.... a vivir juntos.... del caos.... de mi vocación....del afecto....aprender..." 

(Mario, Hector,Sonia, FranAstrid, Marta. -Marzo,2012)







...Así como en la naturaleza, los cinco elementos son necesarios para poder integrarse en un todo.











 En la educación podemos...





1 
Aprender del aire, a "ser " 
                                                   

Que con su sutileza con su levedad, y fuerza a la vez , nos ayuda a "ser" . Y desde ahí volar con nuestra propia autonomía y personalidad . Dejarnos ir hasta donde no lleven nuestros sueños y proyectos sin dejar de ser responsables del rumbo , pero teniendo la posibilidad de ser cada individuo, y ofrecernos todas las oportunidades , posibles.De esta forma también dejar a los niños y jóvenes volar hasta donde sean capaces de llegar con su creatividad y descubriendo todo lo que tengan a su alcance.
El ser humano debe aceptarse tal cual es y aprender de sus capacidades. Es muy importante que el sujeto se valore e incorpore cada característica única y especial que posee y que lo hacen quien es. Porque, ¿Cómo podría interesarme en aprender, en ser mejor o querer aceptar a otros si no me acepto ni me quiero a mi mismo?
Cuando somos capaces de percibir el aire, de sentirlo, apreciamos la sensación de libertad, cuando apreciamos el aprendizaje, cuando somos capaces de integrarlo en nuestro yo, adquirimos también esa libertad, esa autonomía que tanto nos enriquece.
Cuando llega un huracán y lo arrasa todo, parece que todo se destruye, que todo se acaba pero no es así porque tras el caos llega la calma y con la calma llega la limpieza, la selección, se abandona lo que no sirve y se selecciona lo que realmente es importante, con el aprendizaje uno se va regenerando y va madurando en el transcurso de su vida.


2 
Aprender del agua, "a vivir juntos" 

Que con fluidez, dejemos ser , dejar ser y convivir en un mismo
entorno...flotar como los objetos encima del agua, imaginando que debajo de ese agua están todo lo malo del planeta (egoísmo, racismo...) y que donde flotamos, están todo lo bueno (amistad, respeto...).
El egoísmo por ejemplo hace que las personas no sepan compartir las cosas, tanto en momentos buenos como malos, y en esta vida el compartir nuestras ideas, nuestros bienes, es muy importante tanto para que la vida sea más fácil, más bonita y que nuestro adjetivo que se nos califica como ''ser humano'', sea un adjetivo correcto. Fluir como el agua dar y recibir.



El racismo, que decir de esto que no sepamos ya, simplemente esto ya no debería existir, y saber que TODOS somos iguales y debemos ser tratados de la misma forma, tanto para lo bueno como para lo malo. Dejar que  las cosas no tengan una forma cerrada y especifica, como el agua que se transforma depende el espacio o el recipiente donde este.
La amistad, un sustantivo que quizás puede ser de los más bonitos que se hayan creado. Tener un amigo es como tener un tercer apoyo, tanto moral como personal; le puedes contar todo, para ayudarte o para aconsejarle; te hace evadir las cosas que deseas evadir, no pensar...y un educador también puede ser un amigo.
El respeto, una cosa que más nos cuesta a la población humana . Hay que saber que si todo el mundo se respetara, no habría tantos problemas en la vida diaria, tanto en la escuela, como en la calle, en el trabajo, etc.. La vida sería mucho mas cómoda si todo el mundo se respetara.hay que enseñar a respetar ,al otro, sin reprimir ,censurar, ni dividir, ni poner limites el agua no los tiene fluye y fluye somos todo parte del mismo entorno pero distinto ala vez, con nuestras características, que nos hacen distintos pero iguales como el agua del mar , como el agua del océano, como el agua del rió, de la lluvia etc.....


video
video


3
Aprender de la tierra, " de mi vocación"

Como la tierra, conocer mis ciclos a sembrar, esperar y recoger los frutos que significarán la cumbre de mi crecimiento. Además de dar un espacio para que los demás crezcan, a dar tierra a los sueños, y echar raíces fuertes y profundas.
Las ganas que tenga el educador y el interés que muestre por enseñar determinará su aprendizaje; por lo que su labor docente irá mejorando respecto a las personas que lo escuchan. La gente se siente realizada cuando hace lo que le gusta y puede encontrarle significado a su tarea colaborando en su ambiente. Todo en la naturaleza tiene un propósito y tiende al equilibrio, y el trabajo creativo de cada uno también tiene que estar en armonía. Si el educador tiene fe en su vocación educativa, si la alimenta, si se aferra a ella en los momentos de dificultad, descubrirá en su acción diaria el milagroso manjar que le permitirá seguir adelante, porque entenderá y amará lo que está haciendo, aun cuando no perciba inmediatamente sus frutos. El educador debe poseer una serie de características esenciales como son: la confianza en sus alumnos, ser positivo de manera en que pueda innovar y ser emprendedor en sus tareas; y sobre todo, ser un apasionado de la profesión que realiza. Se puede decir que la riqueza está en el proceso y no en el resultado. Siempre creciendo cumpliendo todas sus funciones y dando fruto de ellos como un  árbol fuerte que deja su fruto a la naturaleza en la tierra y que en ella vuelvan a nacer nuevos arboles  y continué  el ciclo de la naturaleza


  
4
Aprender del metal, del mineral, " del caos"

Que como el granito,que se puede ser uno pero partirse en mil pedazos , fuerte unidos como una gran montaña, como un volcan en erupción, nobles aprendiendo abirllar como una piedra preciosa, solido como un metal.
Necesidad de una pedagogía de la paz.
Los alumnos necesitan entender los conflictos para poder resolverlos y buscar soluciones que sean satisfactorias para todo el mundo. Desde la mediación socioafectiva vemos que los conflictos afectan emocionalmente a los alumnos, por lo que tiene que darse una mediación entre el profesor y los alumnos. La adquisición de valores en el ser humano es muy importante pues configura una manera de ser.
La paz, en principio, es un valor compartido por todos, pero no hay acuerdo en torno a si este valor debe o no subordinarse a otros valores.
La educación en valores contribuye a favorecer una mejor gestión de los conflictos y de las estrategias necesarias para tratarlos, y que en su marco, y en el de la educación moral llegue a todas las áreas curriculares.
El área temática que contribuye a la educación en valores en las escuelas concierne a la educación moral, que supone aprender a enfrentarse automáticamente a aquellas situaciones personales o a aquellos problemas sociales que presentan un conflicto de valores no enteramente resuelto o no resuelto en absoluto.
Con la intención de velar por el desarrollo autónomo de la persona, el educador no interfiere, pero el educando refiere la influencia de la familia, del contexto, y se queda con ella.
El paso para consensuar un código de conducta universal, supone el reconocimiento de estos mínimos valores a compartir y defender por todas las sociedades como código de conducta universal. Esto supone sentir suficiente empatía con el conjunto de seres humanos como para abordar tareas de alcance universal.
Si el sujeto es capaz de maravillarse ante el entorno, se sentirá motivado para conocerlo, investigarlo para relacionarse de forma armónica con todo lo que le rodea. Incitar la capacidad de entusiasmo será fuente de prevención de conflictos, porque fomentará la aceptación del mundo y el interés por trabajar sin desencanto.
El trabajo de la motivación en el ámbito escolar hace referencia a tener unas necesidades cubiertas, como son la necesidad social, de autoestima, de seguridad y de autorrealización. Sólo si estas necesidades se ven cubiertas, la persona tendrá la capacidad de motivarse por los otros y por el entorno.
No se trata de pedir una nueva forma de ayuda, sino una nueva relación con el saber, con el adulto, con los demás, con el mundo, despertar la sensibilidad, la curiosidad y la motivación. El educador le propondrá partir de sus éxitos antes que contar sus errores y, desde ese punto, le devolverá el gusto por aprender y la audacia de intentarlo, porque se sentirá responsable del acto de aprendizaje en lugar de permanecer pasivo, dejándose enseñar.

                                                                                 

"Yo soy un superviviente de un campo de concentración
mis ojos vieron lo que ningún hombre debería presenciar
cámaras de gas construidas por ingenieros instruidos
niños envenenados por médicos profesionales
niños muertos por enfermeras profesionales
mujeres y niños muertos a tiros y quemados por graduados en altas escuelas
mayores y universidades
así es como yo sospecho de la educación
me petición es: ayuda a tus alumnos a llegar a ser honestos
tus esfuerzos nunca deben producir monstruos, hábiles psicópatas.
Leer, escribir, calcular... son importantes sólo si sirven para hacer a nuestros 
hijos más humanos."


5
   Aprender del fuego, del afecto...
 Como  del fuego, que con su calor aprendo, la calidez del afecto es lo esencial para una total  educación, los sentimientos siempre han estado en los cimientos de la escuela y es necesario explorar para entender y valorar.
 Hay que  empezar  a cambiar algunas preguntas de: ¿ tu que sabes? a ¿  tu que sientes.?
Cuando  los ex alumnos, suelen hacer reflexiones de valoraciones de la escuela, se suele destacar sobre todo frases como: "a ese maestro le importábamos",  o "ese maestro creía en mi". El afecto, es lo que deja huella.
La afectividad es una materia pendiente en la escuela que algunos educadores la practican con fuego y con pasión . 
Sin el afecto no hay actitud positiva, sin acttud positiva no se aprende. La falta de una buena dispocicion hacia si mismo y hacia los otros convierte el conocimiento adquirido en un arma peligrosa y al contrario en un milagro
A pesar del desarrollo integral que se practica en la escuela actual, se deja de lado lo sentimental. Es una carencia; cuando lo afectivo es algo tan necesario para crecer de manera equilibrada, tanto interiormente como exteriormente.
El educador debe acercarse, contactar con ese mundo tan alejado del suyo de adulto, gozar de ese descenso de las alturas a las regiones de los mas pequeños y así rescatar de esa nueva comunicación una relación mas de pares, donde los dos se enriquecen.
Es una manera de ser y estar con todos los sentidos puestos en el corazón.




Las cosas simples emotivas y autenticas, son las mas valiosas, es necesario una educación con corazón porque lo emotivo, el sentir humano mas íntimo y profundo, esta ignorado, relegado, proscrito, ausente... en lo que se ve cotidianamente.
El compromiso de compartir entre maestro y alumno, no supone confundir sus características, ni sus roles y responsabilidades.
El corazón es además, la sede del respeto y la honestidad; y el respeto brota de un  corazón abierto.  ¡Abramos nuestro corazón al  la calidez del amor!






"Educar es un acto de amor " 
 ( Pablo Freire) 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Copyright 2009 Los pilares de la educación Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Ezwpthemes